© 2018 Lourdes Téllez. Periodismo freelance desde Europa.

¿Cómo funciona el mercado del petróleo?

La principal fuente de energía del planeta no tiene un precio absoluto, sino que se negocia como un commodity, como una materia prima. Un precio determinado por la oferta y la demanda global, en donde la OPEP tiene una influencia significativa al controlar casi el 73% de las reservas mundiales y producir el 43% del petróleo total del mundo.

 

El precio del petróleo toma como referencia el precio del barril (casi 159 litros) de las mezclas de petróleo crudo más comunes existentes en el mundo: el Brent, el West Texas Intermediate (WTI), el Dubái o el OPEP. Dichos precios “dependen de la calidad del petróleo y el área geográfica de producción, que determina la seguridad de suministro así como el coste de transporte”[1]. Los más importantes son el WTI y el Brent, pues “por sus propiedades físicas y químicas, son usados como indicadores principales en la formación de los precios respecto a los demás crudos”[2]. Un precio del barril que toma en cuenta además el coste de almacenamiento, las variables macroeconómicas, los factores climáticos, las dinámicas geopolíticas…

Cada productor de petróleo establece sus precios de referencia. A partir de este precio, comienza el juego de comprar y vender en los mercados regulados y los mercados OTC. 

 

Como explica la Administración de Información Energética de Estados Unidos (EIA), el precio del petróleo “está determinado por la oferta y la demanda global” y en ese juego de equilibrio, “la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) puede tener una influencia significativa sobre los precios (…) Juntos, estos países controlan aproximadamente el 73% de las reservas mundiales de petróleo probado total, y en 2015, produjeron 43% del petróleo total del mundo”, señala la EIA[3].

 

Con todos estos factores en juego, cada productor o conglomerado de productores de petróleo establecen los precios de referencia. A partir de este precio, comienza el juego de comprar y vender en los mercados regulados y los mercados OTC (over the counter), en donde la variación del precio de referencia “determina el margen que pueden obtener los traders [y brokers] o compañías comercializadoras”, explica el Club Español de la Energía (Enerclub) en un estudio[4].

 

ELEMENTOS FUNDAMENTALES DEL MERCADO DEL PETROLEO

 

En el mercado mundial del petróleo participan diferentes actores que Enerclub resume en: (1) países productores de petróleo o refinerías con excedentes; (2) traders, que compran y venden asumiendo riesgos pero sin capacidad física de utilización; (3) brokers, que ponen en contacto a compradores y vendedores, sin tomar riesgos sobre la mercancía y, a cambio, cobran una comisión; y (4) compradores, bien sean refinerías o consumidores finales como industrias, proveedores de servicios o particulares.

 

Luego hay cuatro lugares donde realizar estas compraventas: el mercado físico, el mercado forward, el mercado de futuros y el mercado de derivados u opciones.

 

El mercado físico, como su nombre indica, es donde se vende o compra el producto físico (los cargamentos de crudo[5]) con transacciones spot (al contado y entrega inmediata) o bajo contrato (a plazo). “Hoy en día el mercado spot de crudo representa el 30% del mercado mundial y el precio spot influencia el 80% de los volúmenes intercambiados”[6], señala un estudio de la Universidad de Los Andes en Venezuela, uno de los 15 países con mayor producción de crudo del mundo. Este mismo estudio nos ofrece las tres modalidades de transacciones o contratos spot, muy ligados al transporte. Son “las fórmulas FOB (Free On Board – libre a bordo), CIF (Cost, Insurance & Freight - Coste, seguro y flete) y el DES (Delivery Ex-Ship - entrega sobre buque en puerto de destino). Se está en presencia de un contrato spot FOB cuando el lugar establecido para la entrega es el mismo lugar de producción del crudo, y por ende el costo del transporte está a cargo del comprador. Un contrato spot CIF indica un contrato donde el productor (o vendedor) se hace cargo de los costos y de los riesgos del transporte. En general, el precio indicador de los contratos spot es CIF”[7], señala el estudio.

 

En el mercado forward se venden o compran cargamentos de petróleo en cantidades y términos contractuales estandarizados, para entrega física o no, en un mes futuro, a un precio fijo determinado.

 

Luego está el mercado Forward (hacia delante), con la siguiente dinámica: se venden o compran cargamentos de petróleo en cantidades y términos contractuales estandarizados, para entrega física o no, en un mes futuro, a un precio fijo determinado[8]. Como señala Enerclub, en este tipo de contratos si no llega a haber entrega física del crudo “se pueden compensar con pago en efectivo (bookout). Estas transacciones se realizan en mercados no regulados OTC”.

 

En el mercado de futuros las transacciones de este tipo de contratos se realizan “en mercados organizados (como el NYMEX - New York Mercantile Exchange o ICE - International Petroleum Exchange de Londres, los más importantes del mundo), que establecen unas condiciones de precios (forward price), cantidades, lugares de pago y entrega en una fecha posterior a la negociación”[9]. Curioso, cómo en este mercado de petróleo “raramente se realiza una entrega física ya que se suele cerrar la posición o compensar en efectivo (cash settlement)”[10].

 

Un contrato futuro realmente es una cobertura frente “al riesgo en el comportamiento de los precios del commodity, la liquidez del mercado y los cambios en la inflación”. Aquí entran las posiciones cortas (de quien vende) o largas (de quien compra), donde vendedor o comprador “quieren protegerse[11] de una subida o una baja de los precios”. Cabe destacar que el precio spot condiciona el precio futuro; “difícilmente el precio de una materia prima cotizado hoy es el mismo dentro de uno o dos meses”, explican Pulitano y Borgucci[12], porque el precio futuro incluye factores como los costos de almacenamiento, transporte, seguros…

 

¿Y si el precio del petróleo es más barato a futuro que pagado al momento a pesar de los costes de almacenamiento? Esta situación se llama ‘backwardation o inverted market’.

 

Pero resulta interesante descubrir que en el mercado de futuros hay una serie de excepciones a la lógica dinámica de la compraventa. Para empezar, lo normal sería que el precio de un futuro fuese mayor que uno pagado al contado y al momento; el mercado que sigue esta máxima se llama ‘mercado contango o carrying charge’. Pero, ¿y si se da el caso de que el precio del petróleo es más barato a futuro que pagado al momento a pesar de los costes de almacenamiento, por ejemplo? Esta situación se llama ‘backwardation o inverted market’ y sucede cuando se quiere “utilizar el almacenamiento de bienes para balancear demanda y oferta (…) se realiza cuando hay una temporánea escasez de oferta (…) y cuando los compradores buscan asegurar las provisiones de crudo y los productores deciden no aumentar la oferta reduciendo los inventarios”[13].

 

Por último, nos encontramos con un cuarto escenario: el mercado de los Derivados u Opciones, más complejo y sofisticado “que suele utilizarse en aquellos casos en los que no existe un mercado de futuros directamente ligado a un producto determinado (por ej. fuelóleo para búnker marino ligado a crudo de petróleo Brent o queroseno de aviación ligado a gasóleo), o cuando el mercado donde se realiza la adquisición no tiene suficiente liquidez para realizar una operación de compraventa en sentido contrario”, señala Enerclub[14].

 

*** Este artículo fue redactado durante el curso de Especialista en Información Económica de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo

*** © Todos los derechos reservados

 

 

[1] CLUB ESPAÑOL DE LA ENERGÍA. “Reflexiones sobre la industria del petróleo”. Junio 2015. Pág 49 https://www.enerclub.es/file/Ucj6inb_RYjhVwBv_uz7fQ

[2] PULITANO, G. y BORGUCCI, E. “Precio spot y precio futuro de los marcadores Brent y WTI: Comportamiento y determinantes (1998-2008)”, Revista Economía, XXXV, 29 (enero-junio, 2010), pp. 173-208 http://iies.faces.ula.ve/Revista/Articulos/Revista_29/Pdf/Rev29Pulitano.pdf

[3] U.S. ENERGY INFORMATION ADMINISTRATION (EIA) “Oil Prices and Outlook” https://www.eia.gov/energyexplained/index.cfm?page=oil_prices  

[4] CLUB ESPAÑOL DE LA ENERGÍA. “Reflexiones sobre la industria del petróleo”. Junio 2015. Pág 49 https://www.enerclub.es/file/Ucj6inb_RYjhVwBv_uz7fQ

[5] “La información diaria sobre los precios de los cargamentos físicos de buques y de movimiento en barcazas, se pueden encontrar en diversas publicaciones especializadas: Platts, Argus, OPIS, ICIS”. CLUB ESPAÑOL DE LA ENERGÍA opus cita

[6]  PULITANO, G. y BORGUCCI, E. “Precio spot y precio futuro de los marcadores Brent y WTI: Comportamiento y determinantes (1998-2008)”, Economía, XXXV, 29 (enero-junio, 2010), pp. 173-208 http://iies.faces.ula.ve/Revista/Articulos/Revista_29/Pdf/Rev29Pulitano.pdf

[7] PULITANO, G. y BORGUCCI, E. opus cita.

[8] CLUB ESPAÑOL DE LA ENERGÍA opus cita

[9] PULITANO, G. y BORGUCCI, E. opus cita.

[10] CLUB ESPAÑOL DE LA ENERGÍA opus cita

[11] “Es lo que se conoce como hedging en el argot del mercado del petróleo, reducir el riesgo de las operaciones mediante su cobertura, por cambio de precios en los diferentes momentos de la compra y la venta”. CLUB ESPAÑOL DE LA ENERGÍA opus cita.

[12] PULITANO, G. y BORGUCCI, E. opus cita.

[13] PULITANO, G. y BORGUCCI, E. opus cita.

[14] CLUB ESPAÑOL DE LA ENERGÍA opus cita.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Españolas en el NAICM: 1.300 millones de euros en contratos

1/1
Please reload

Entradas recientes
Please reload